El Embargo

agosto 10, 2017by cpastene0

Qué es el embargo?

El embargo es una figura legal consistente en la aprehensión real o simbólica de los bienes de una persona, por resolución judicial, para obtener el cumplimiento forzoso de una obligación cuando ésta no se haya cumplido en tiempo y forma.

Es decir, puede embargarse el bien de una persona o empresa, para asegurar el pago integro de una obligación, que se haya contraído por el deudor con anterioridad y no exista un pago total de la deuda.

No puede existir embargo sin un proceso judicial previo, esto quiere decir que un embargo sólo puede ser decretado por un juez en la tramitación de un juicio ejecutivo.

El juicio ejecutivo es un juicio de carácter especial que tiene por objeto, ya no determinar la existencia de una obligación discutida entre las partes, sino que llevar a cabo los actos necesarios para obtener su cumplimiento forzoso.

Para iniciar un juicio ejecutivo se requiere un título ejecutivo, éstos se encuentran enumerados en el artículo 434 del Código de Procedimiento Civil.

Son títulos ejecutivos, por ejemplo, una sentencia judicial previa que reconozca la existencia de un derecho, una letra bancaria o un pagaré autorizado ante notario, entre otros títulos ejecutivos.

Qué hacer si soy embargado?

Impedir que se lleve a cabo el embargo por parte del receptor judicial es poco probable. Se debe tener claro que el embargo solo se produce en el minuto que el receptor judicial realiza un listado con los bienes muebles que se encuentran dentro del domicilio señalado en la demanda, existiendo la posibilidad de extenderse a bienes inmuebles, cuentas corrientes etc., se debe entender que no existe embargo con la sola notificación de la demanda.

Una vez embargado, y si usted no es el deudor, se puede “alzar el embargo” sobre bienes embargados. Esta defensa se puede ejercer cuando se interpone una demanda de tercería y se obtiene sentencia favorable respecto a ella. «la tercería es el procedimiento por el cual un tercero ajeno al juicio principal señala que los bienes embargados le pertenecen a él y no al demandado».

Por lo anterior, resulta de vital importancia, consultar con su abogado de forma temprana, si es embargado, para ejercer todas las excepciones o defensas pertinentes para evitar el remate.

Que defensas se pueden Interponer?

El juicio ejecutivo puede terminar con una sentencia absolutoria o condenatoria. En el primer caso, el ejecutado (demandado en un juicio ejecutivo) ha opuesto exitosamente alguna de las excepciones establecidas en el artículo 464 del Código de Procedimiento Civil (por ejemplo, la prescripción de la deuda o de la acción ejecutiva), y por tanto debe alzarse el embargo, recuperando así el dueño de las cosas embargadas, todas las facultades que anteriormente tenía sobre las mismas y que por el embargo había perdido transitoriamente.

En caso de resultar condenado a pagar la obligación por la cual fue demandado ejecutivamente, si no paga de inmediato, los bienes embargados serán rematados para así obtener los fondos suficientes que permitan pagar la obligación.

Lo más importante en esta materia es tener presente que jamás una empresa de cobranza, ni ninguna otra institución, ya sea bancos, casas comerciales, compañías se servicios, entre otras, no  puede amedrentarle con embargar sus bienes, ya que para ello es necesario primero iniciar un juicio ejecutivo para que el juez ordene se proceda al embargo.

Así lo establece la Ley Nº 19.659, de 27 de diciembre de 1999, introdujo modificaciones al Código Penal en lo relativo al delito de amenazas, contenido en los artículos 296 y 298, para facilitar el castigo de conductas consistentes en “amenazas de un mal que no constituya delito” cometidas por parte de empresas de cobranza.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *